Placa Docomomo al edificio de Bibliotecas de la UN en compañía de Ignacio Araujo

Unas cuarenta personas, entre arquitectos colegiados y miembros de la comunidad de la ETSAUN, se han reunido esta mañana, martes, 2 de marzo de 2017, en el primer edificio de la Biblioteca de la Universidad de Navarra, en un acto de reconocimiento a su gran valor arquitectónico, en una cita a  la que no ha faltado Ignacio Araujo Múgica, uno de los dos autores del edificio junto a Juan Lahuerta, ya fallecido.

El acto ha consistido en la colocación de una placa informativa en la entrada al edificio, que recoge los datos del edificio (nombre, autores, año de construcción, ubicación…) junto con el lema Docomomo Ibérico, entidad que registra y salvaguarda la arquitectura del Movimiento Moderno en España y Portugal. La placa, realizada en corian blanco, ha sido colocada por Mariano González Presencio, presidente de la delegación navarra del Colegio Oficial de Arquitectos Vasco Navarro (COAVN), junto a Miguel Angel Alonso del Val, director de la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de la Universidad de Navarra (ETSAUN); y el propio Ignacio Araujo Múgica, quienes han tenido posteriormente unas palabras de reconocimiento a este acto.

En el encuentro les han acompañado el Gerente de la Universidad de Navarra, Isidro Abad. Entre el grupo de asistentes se encontraban también el Secretario de la Junta Directiva del COAVN en Navarra, Michel Arauzo;  el Vocal de la Junta del Gobierno del COAVN en Navarra, Luis Tena; así como otros colegiados (muchos de ellos, profesores y directivos de la ETSAUN), y otros miembros de la comunidad universitaria de este campus navarro, entre ellos, el adjunto a Gerencia de la UN, Guillermo García del Barrio; y el Director de Desarrollo de la ETSAUN, Eduardo Domingo de Miguel.

Mariano González Presencio: “Un placer tener con nosotros a Ignacio Araujo”

De los cuatro arquitectos (Araujo, Lahuerta, Redón y Guibert) que firmaron los dos edificios que este año el COAVN reconoce en Navarra, solo Ignacio Araujo vive, tras la todavía reciente muerte de Fernando Redón, el pasado año. Por eso, el presidente de los arquitectos navarros quiso mostrar su alegría “por contar todavía con un testimonio vivo” de lo que fue el proyecto y construcción de uno de los edificios homenajeados. “Este acto es sencillo pero nuestra suerte es grande. No puedo evitar sentirme muy feliz por tener aquí conmigo al catedrático que impulsó toda mi carrera académica, una gran persona, un gran profesor y un gran arquitecto, que puso en marcha y propició muchos de los primeros edificios de esta universidad”, en referencia a Araujo.

Ignacio Araujo: “Fue muy entretenido proyectar y construir este edificio”

Ignacio Araujo Múgica  (Madrid, 1929), que llegó acompañado al campus por Mariano González,  no quiso dilatarse para señalar que “el edificio es también de Juan Lahuerta y hoy quiero que le tengamos muy presente”. Araujo contó numerosas anécdotas acontecidas durante el proceso de construcción del edificio, en referencia a su iluminación, accesos y estructura, que fueron recibidas con risas y aplausos entre el grupo de asistentes. “Sigo siendo un edificio limpio, bien asentado”, concluyó.

Ignacio Araujo obtuvo el título de arquitecto en 1955 por la Escuela de Arquitectura de Madrid. En 1961 se trasladó a Pamplona, donde fue el primer director de la ETSAUN.  En los años 50 fue miembro del Colegio Oficial de Arquitectos Vasco-Navarro. Más adelante obtuvo la cátedra de Proyectos Arquitectónicos en la Universidad Politécnica de Valencia. A lo largo de su trayectoria participó en la construcción de más de 1400 viviendas y edificios en Navarra.

Miguel Angel Alonso García del Val: “Un edificio clásico dentro de su modernidad”

El director de la Escuela de Arquitectura de la UN, Miguel Angel Alonso del Val, tuvo también palabras de elogio para con el edificio homenajeado. “Un edificio elegante y sereno”, subrayó. “Tiene la capacidad de responder a una arquitectura clásica dentro de su propia modernidad. En estos años han pasado tendencias arquitectónicas diferentes pero este edificio permanece íntegro en su tiempo tanto por su enclave como por su estructura”. Un edificio al que tildó también como “sencillo, controlado y con personalidad. Es un gran ejemplo de arquitectura navarra, una gran referencia para los arquitectos navarros. Su cliente lo ha sabido valorar y cuidar”.

 +imágenes en https://www.facebook.com/coavn.navarra

Autor
Top